Esa sana costumbre de decir que NO

Read

¿Y qué se supone que tienen de distintas estas revueltas con otros relatos de similar calibre como, por ejemplo, la Revolución Cubana, el Mayo Francés o la Primavera de Praga? Por empezar, su epicentro sísmico, que es en el último bastión dictatorial del mundo moderno (no existe región en el mundo con mayor promedio de regímenes totalitarios que en la árabe). Tampoco hay armas de fuste, ni cornamentas exhibidas con orgullo en las casas de los agitadores. Pero lo que marca la ruptura respecto de toda revuelta anterior no son estos datos sino que, esta vez, no hay Che Guevara, ni Daniel Cohn-Bendit, ni Jan Palach que asuman para sí el mérito individual de un proceso colectivo.

El protagonista real de estas protestas que vienen convulsionando el ombligo del mundo parece ser la indignación como factor nucleante de una masa de jóvenes efervescente, pero anónima, con la participación estelar de las redes sociales como verdaderas divas de una cartelera que hasta el momento la tenía arrumbada en el olvido. ¿Se imaginan lo que hubiese sucedido de haber existido Twitter o YouTube en tiempos de las revueltas en la Plaza Tiananmen de Beijing? ¿Cuánto hubiese tardado la multitud en volcarse a las calles luego de ver la imagen del chinito enfrentándose a una fila de cuatro tanques con tan sólo dos bolsas de fruta en la mano? Como reguero de pólvora, por blogs y grupos de Facebook comenzó a discurrir toda la información que los medios y los gobiernos hubiesen deseado ocultar para que, en la estima de la opinión pública, no se atraviese la débil barrera entre los que pueden ser un par de quilomberos aislados y una masa furibunda que está convencida de sí misma.

About Giorgio Bertini

Director at Learning Change Project - Research on society, culture, art, neuroscience, cognition, critical thinking, intelligence, creativity, autopoiesis, self-organization, rhizomes, complexity, systems, networks, leadership, sustainability, thinkers, futures ++
This entry was posted in Movimientos sociales, Social movements and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s